fbpx

Alquiler de piscinas, la nueva moda.

La pandemia del Covid-19 nos ha dejado un verano muy atípico este 2020. Desde el principio, el Covid ha generado muchas dudas de cómo podríamos disfrutar este verano que todos esperábamos con muchas ganas. Uno de los principales temas que más incertidumbre ha creado ha sido el de los baños, tanto en las playas como en las piscinas comunitarias y públicas. En las playas el cumplimiento de las normas ha tenido una buena acogida , pero en relación a las piscinas públicas y comunitarias se han implantado normas muy rigurosas para poder disfrutar de ellas.

Debido a esto, las personas buscan una nueva forma de disfrutar el verano acompañados de sus seres más queridos y amigos, originando el alquiler de piscinas privadas. Este pequeño sector a sido uno de los pocos que gracias al Covid-19, ha crecido obteniendo un gran número de alquileres en las plataformas que se ofrece este servicio. ¿Estaría dispuesto a alquilar su piscina a un grupo de desconocidos?

Gestión de apartamento turísticos-Piscina-alquiler-Covid19

La idea de este nuevo negocio es, ofrecer tu piscina privada a familias para que tanto niños como adultos puedan disfrutar de un día soleado. El alquiler de las piscinas puede ir complementado con una barbacoa o cocktail de bienvenida y por supuesto con un servicio de desinfección tanto del agua como de las estancias donde los huéspedes vayan a estar. Muchos de estos alquileres permiten a tus mascotas disfrutar el día y los baños contigo. También cabe la posibilidad de que encuentres un alquiler de piscina donde puedas celebrar tu cumpleaños o un pequeño evento con tus amigos más cercanos.

Seguro que te puede la curiosidad, el precio medio de estos alquileres ronda los 7 euros por persona y Andalucía es la comunidad donde más se demanda este tipo de alquiler. A través de las Apps : Swimmy y piscilovers, podrás buscar tu piscina ideal cerca de casa, para disfrutarla con quien tú quieras.

El Covid-19 ha llegado como una catástrofe a nuestras vidas, pero gracias a el, hemos sacado nuestra parte más humana, reflejada en actos de generosidad y solidaridad, como todas estas personas que ofrece sus piscinas para que los demás puedan disfrutar de su gente en un ambiente más privado y sobre todo sin poner en riesgo su seguridad.